Programas

#263 Jaime Benítez: educador, humanista, político

Con la participación de: Dra. Margarita Benítez, Lic. Salvador Antonetti
Escuchar programa
1 comentario  |   6 de enero de 2008

Etiquetas: , , , , ,


Comentarios:
  1. Norberto Barreto Velázquezz dijo en enero 14, 2008 10:17 am

    Saludos! Soy un puertorriqueño residente en Perú y asiduo escucha de su programa gracias a la magia del “podcast.” Permítame felicitarle por su extraordinaria labor a favior de la cultura. Quisiera aprovechar este foro para hacer un comentario sobre uno de los temas que se tocó durante el programa dedicado a Don Jaime Benítez: el nombramiento de Rexford G. Tugwell como canciller de la universidad y gobernador de Puerto Rico. Que Tugwell ocupase brevemente ambas posiciones no fue producto de un desliz del economista norteamericano, sino de un plan orquestado por Muñoz Marín para retener los servicios del economista norteamericano. A principios de la década de 1940, el puesto de gobernador era un cargo inestable, pues estaba sujeto a los vaivenes de la política local y metropolitana. Además, Muñoz no tenía control sobre quien ocupaba la gobernación porque los gobernadores eran nombrados por el presidente de los EEUU. Por el contrario, como Presidente del Senado, Muñoz era también presidente ex oficio la junta de síndicos de la universidad, lo que le permitiría retener a Tugwell en la cancillería. Tal era el interés de Muñoz en garantizar la presencia de Tugwell en Puerto Rico, que consiguió que el presidente Roosevelt emitiera una orden ejecutiva dando su visto bueno. Es necesario destacar que esta movida conllevó una de las primeras derrotas políticas de Muñoz como Presidente del Senado. La dualidad de cargos en manos de Tugwell no cayó bien entre los estudiantes universitarios, que pronto alzaron su voz de protesta. El 2 de septiembre de 1941, Muñoz acudió a recinto de Río Piedras a explicarle a una asamblea de estudiantes porque era necesario que Tugwell ocupase la gobernación y la cancillería. Los estudiantes no aceptaron la explicación de Muñoz y Tugwell terminó renunciando.



Añada su comentario: