Programas

#330 Los eventos del 11 de marzo de 1971 en la UPR

Con la participación de: Miguel Hudo Ricci y Luis González Argüeso
Escuchar programa
7 comentarios  |   19 de abril de 2009

Etiquetas: , , , , ,


Comentarios:
  1. Ramon Padin dijo en abril 26, 2009 4:25 am

    2 do comentario muy interesante y algo triste. Murieron seres humanos
    por lo ignorantes que fuimos los jovenes. Claro esta la causa era justo,
    Protestar por La Guerra. Hay mucho que decir y mucho que opinar.

  2. Mayra Rosario dijo en mayo 17, 2009 4:15 pm

    Excelente testimonio. Hacía falta esta conmovedora versión de los hechos. Esta reflexión crítica sobre los procesos de vida y la aclaración sincera de las confusiones que allí sucedieron. Mickey te felicito por tu valentía y por aclarar los nubarrones de esa madeja de los que estudiamos en los 1970 en la UPR y te recordamos en la Academia en que estudiamos.

  3. ANTIGONUM CAJAN dijo en junio 4, 2009 5:45 pm

    Yo estuve alli, vine desde Cayey donde estudiaba…Y fue emocionante,
    afortunado, no recibir un azote mientras corriamos hacia la Ponce
    de Leon.

  4. JCuevas dijo en agosto 5, 2009 8:13 am

    Porque no entrevistaron tambien a alguien de la policia o familiares de los 2 policias y el cadete muertos?

  5. LillyC dijo en enero 28, 2010 3:45 pm

    Realmente una experiencia tragica para la historia de nuestra isla. Miguel Hudo Ricci, gracias por contarnos esta historia.

  6. Juan Antonio Sanchez dijo en marzo 21, 2010 6:18 am

    Yo senti en carne propia lo que Miguel y otros hermanos sufrieron durante esa epoca nefasta porque yo estuve junto a el apoyandole y recordandole que.. “la patria es valor y sacrificio”. Saludos Miguel, desde el destierro; tu hermano (de los Wometco) Juan.

  7. Carlos Moreno dijo en mayo 30, 2011 4:04 pm

    Después de tanto tiempo del incidente del 11 de marzo, hoy me topé con esta entrevista la cual he escuchado con mucho interés pues yo estuve en el Centro de Estudiantes y vi como comenzó todo. Mucho tiempo después conocí a Miguel en el ambiente espiritual sin darme cuenta de que era la misma persona del incidente de la UPR. Felicito a Miguel por su integridad y fortaleza al manejar esa terrible pesadilla.



Añada su comentario: